CÉLULA ANIMAL » Conoce su estructura, funciones y características

Todos los organismos que conforman el reino animal dependen de un componente estructural fundamental para poder hacer vida en el planeta, una célula eucariota, también llamada célula animal.

A continuación, explicaremos todo lo que debes conocer sobre este tipo de célula, su origen, significado, funciones y características, entre otros puntos de gran interés.

El origen de la célula animal

célula animal-origen

Hace aproximadamente 3.700 millones de años, aparecieron en el planeta los primeros organismos vivos; eran pequeños, unicelulares y diferentes a las bacterias que conocemos hoy en día, y se les dio el nombre de células procariotas, dado que carecían de un núcleo verdadero en el que se almacenara la información genética.

Con el paso del tiempo, fueron evolucionando y adaptándose hasta dar lugar a una gran variedad de especies que poblaron los diferentes hábitats del planeta Tierra. Y luego, como producto de la evolución, surgió un tipo diferente de célula, con un núcleo verdadero, conocido como célula eucariota.

Ahora bien, el origen exacto de la célula animal es realmente una incógnita. No se tiene conocimiento acerca de cómo apareció la primera de ellas en la Tierra pero, según los científicos A.I. Oparin y J.B.S. Haldane, su origen podría deberse a la ocurrencia de una especie de fenómeno físico-químico, aunque aún no se tenga certeza de ello.

¿Qué significa la célula animal?

La célula animal no es otra cosa que una especie de célula que conforma las estructuras, tejidos y órganos de todos los cuerpos que pertenecen al reino animal.

Se trata de células eucariotas que difieren de las procariotas por poseer un núcleo real cargado de material genético o ADN.

Se cree que existen cerca de 200 tipos diferentes de célula animal, las cuales desempeñan funcionas específicas dentro de los organismos y que explicaremos más adelante.

¿Cuáles son las partes y estructuras que tiene una célula animal?

A modo general, la célula animal se compone de un núcleo, una membrana celular o plasmática, un citoesqueleto y un citoplasma.

célula animal-estructura

NÚCLEO

Se trata del centro de control de la unidad celular, desde el cual se dictan las instrucciones que van a permitir el buen funcionamiento de los diferentes procesos biológicos.

célula animal-núcleo

El núcleo de la célula animal resulta de suma importancia, debido a que en él se aloja el ácido desoxirribonucleico o ADN, el cual comprende toda la información genética a transmitir al momento de la generación de otras células. Junto con algunas proteínas, el ADN ayuda a la formación de la cromatina, que se condensa en el proceso de la división celular, dando lugar a los cromosomas.

Esta estructura de la célula animal corresponde a un orgánulo, debido a que se halla presente en el citoplasma, y se caracteriza por ser el componente de mayor tamaño de la célula, ocupando hasta un 10% del espacio disponible dentro de la misma.

MEMBRANA CELULAR O PLASMÁTICA 

Consiste en una fina membrana semipermeable que envuelve al citoplasma y aísla la célula del entorno, de manera que se encarga de protegerla del exterior y favorece el intercambio de materiales.

célula animal-membrana

La estructura de la membrana plasmática involucra una especie de canales proteicos que comunican el medio interno con el externo, lo que permite el acceso de las sustancias aprovechables para la subsistencia y la salida de los productos de desecho.

Por otra parte, este elemento de la célula ayuda a incrustar el citoesqueleto, dándole forma a la célula y ayudando en la formación de grandes grupos celulares para la construcción de tejidos.

Está compuesta por dos capas de fosfolípidos con proteínas alojadas en ellas y juega un papel importante en el desarrollo de otros procesos, como la adhesión y la comunicación celular, que favorece el intercambio de información entre células y tejidos.

CITOESQUELETO 

célula animal-citoesqueleto

Compuesto de microfilamentos y microtúbulos (en la célula procariota), es el elemento que da forma y sostiene la estructura de la célula, resultando indispensable para los procesos de endocitosis y división celular.

CITOPLASMA

célula animal-citoplasma

Comprende todo el material celular, a excepción del núcleo, es decir, todos los orgánulos y el citosol, una sustancia incolora y semilíquida presente en diversas moléculas y en la cual se efectúan diferentes reacciones químicas. Allí, ocurre la mayor parte de la actividad celular, entre ellas la glucolisis y la división celular.

¿Cuáles son las características generales de la célula animal?

Como característica fundamental de la célula animal, encontramos que se halla compuesta por dos membranas celulares lipídicas que demarcan el espacio celular, y que posee un núcleo genuino cargado de ADN, lo cual le diferencia de las llamadas células procariotas. Este núcleo comprende una serie de compartimientos que son estructuras conformadas por membranas, las cuales reciben el nombre de organelos celulares y se hallan infiltrados en el citoplasma.

célula animal-función-características

Conoce la función de la célula animal

Básicamente, la función de la célula animal tiene que ver con la nutrición de los organismos, dado que tiene la tarea de captar los nutrientes almacenados en el medio externo, para transformarlos en sustancias aprovechables para la célula, proporcionando energía y favoreciendo la eliminación de los desechos de la célula en cuestión.

Las formas, tamaños y funciones de cada célula pueden variar, aunque por lo general están designadas para un propósito específico, como puede ser la detección y transmisión de sensaciones, la construcción de tejidos de sostén, entre otros.

Los tipos de célula animal existentes: sanguíneas, musculares, epiteliales

En las especies del reino animal, existen diversos tipos de célula, los cuales mencionaremos a continuación.

CÉLULAS SANGUINEAS   

célula animal-sanguíneas

Las células de la sangre pueden clasificarse en dos tipos esenciales: los glóbulos rojos o eritrocitos y los glóbulos blancos o leucocitos.

Los glóbulos rojos son aquellos que se encargan de transportar el oxígeno a lo largo del organismo, llevándolo a los diferentes órganos que lo requieren.

Tienen forma de disco, poseen una membrana celular flexible que les permite cruzar los vasos sanguíneos estrechos y se caracterizan por la desaparición del núcleo celular al momento de su madurez. Además, se encuentran cargados de hemoglobina, una molécula que tiene la capacidad de unir oxígeno para su transporte.

Por su parte, los glóbulos blancos son los encargados de defender al organismo contra agentes externos infecciosos, por lo que representan un componente fundamental del sistema inmunitario.

CÉLULAS MUSCULARES 

célula animal-musculares

Tres tipos de células componen los músculos: las células esqueléticas, las células lisas y las células cardíacas. Todas ellas hacen posible el movimiento en las especies del reino animal.

El músculo esquelético se encuentra adherido a los huesos y ayuda a movilizarlos. Estas células se caracterizan por ser alargadas y polinucleadas, y están compuestas de actina y miosina, dos importantes tipos de proteína.

Con respecto al músculo liso, estas células forman las paredes de los órganos, son más pequeñas que las células del músculo esquelético y tienen un solo núcleo.

Por último, las células cardíacas se hallan presentes en el corazón y, por tanto, se encargan de los latidos del mismo. Pueden tener uno o más núcleos y poseen una estructura ramificada.

CÉLULAS EPITELIALES  

célula animal-epiteliales

Son aquellas que recubren el área externa del cuerpo y la superficie de los órganos. Se caracterizan por ser planas e irregulares y se clasifican en: escamosas, columnares y cúbicas.

Las primeras protegen al cuerpo contra los agentes externos, conformando varias capas en la piel, aunque también se encuentran en el esófago y en los vasos sanguíneos. Las segundas se encuentran en los intestinos, el estómago, la laringe y la faringe, mientras que las últimas se hallan en los riñones y en la tiroides.

CÉLULAS NERVIOSAS  

célula animal-Nerviosas

Las células nerviosas por excelencia son las neuronas, las cuales corresponden a la unidad fundamental del sistema nervioso y se encargan de transmitir los impulsos nerviosos.

Están compuestas por un cuerpo celular, unas dendritas, un núcleo y un axón, y pueden clasificarse en sensitivas, de asociación y motoras.

Bien, esto ha sido todo lo que debes conocer sobre la célula animal, la estructura fundamental que favorece la vida de las especies del reino animal, incluidos los seres humanos.

Más información sobre la célula animal

Además de toda la información de la célula animal, quizá te interese:

Organismo animal

Como la célula animal nos ha mostrado, la forma del organismo de los animales, las membranas y cada una de las células, hacen que cada movimiento o que cada alimento tengan una repercusión. Cada especie tiene ciertas alimentación y hábitat que forjan su evolución.

Podemos ver que por ejemplo, los animales vertebrados poseen una columna vertebral que les ayuda a ejercer ciertos movimientos de agilidad que les ayuda tanto para cazar, como para huir del peligro. La alimentación es de suma importancia. La diferencia entre omnívoros y herbívoros, es que los herbívoros se alimentan sólo de plantas, mientras que los omnívoros comen plantas y también carnes.

Existen especies como los animales vivíparos, en la que la alimentación empieza desde la gestación, en el momento en el que se encuentran en el vientre de la madre, estos absorben los nutrientes que la progenitora consume. Según la célula animal, los animales tienen un hábitat específica para vivir, tenemos que los animales de la selva son los que tienen un amplio espacio verde en el que vivir, y sobre todo, tienen los componente necesarios para su propia subsistencia. Mira toda la información en el siguiente enlace: https://www.animalesdelaselva.net/.

Depredadores

A diferencia de los humanos, los animales deben buscar su propia alimentación. Una de las características de los carnívoros es que buscan a su propia comida. Son depredadores innatos y buscan sus presas. Tienen una mandíbula fuerte para poder morder la carne y los huesos, y un sistema digestivo preparado para este tipo de alimentación.

Por otro lado, los animales que viven en la tierra, tienen una tráquea que sólo permite respirar el aire, por eso los animales que son carnívoro y al mismo tiempo terrestres, se les facilita buscar presas que vivan en la tierra, más que animales acuáticos.

Quizá te interese:

  • Siempre se ha visto a los animales más raros del mundo, como feos, pero hay ciertas especies que tienen un potencial diferente de belleza, al que no estamos acostumbrados porque como bien lo decimos, son demasiado raros.
  • Los animales acuáticos tienen tres diferentes formas de repiración bajo el agua, ya sea branquial, cutánea o pulmonar.
  • Para saber cuáles son los animales domésticos, debemos tener en cuenta que puedan vivir dentro de casa, con alimentación fácil de conseguir, que no sean salvajes, y sobre todo que no estén en peligro de extinción.
  • Son muchas las especies animales que se han extinguido a lo largo del tiempo, para saber cuáles son y evitar que sigan desapareciendo, puedes pinchar en el siguiente enlace y conocer toda la información: https://www.animalesextintos.top/

Imágenes de la célula animal

la-celula-animal

celula-animal

celula-animal-

celula-animal-vegetal

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…